rosario1

La oscura trama narco en Rosario


Un mensaje de texto enviado a la jueza de Rosario Raquel Cosgaya decía: “A Bonfatti se la van a poner en autopista”. Y prendió la alerta cuando se supo que el gobernador hace recorre habitualmente el trayecto Rosario-Santa Fe. El ministro de gobierno y reforma del Estado de la provincia reconoció que tienen “un grave problema con el narcotráfico”; mientras, el viernes pasado cuatro hombres encapuchados, en dos motos de alta cilindrada, balearon la vivienda del gobernador, que estaba en la casa con su esposa. Fueron 14 tiros, 2 ingresaron en el hogar y todavía no hay responsables por el hecho. Este año, también fue amenazado un juez que lleva adelante una importante causa por narcotráfico, el ministro de seguridad provincial y otros funcionarios.

Un estudio de la Universidad Nacional de Rosario indica que desde 2004, ya suman más de 1000 las muertes vinculadas con el narcotráfico en la ciudad. El promedio anual de asesinatos va en aumento: en 2004, 70 casos; en 2013, solo en los primeros seis meses, 160. El 90 por ciento de los asesinados son jóvenes de 18 a 25 años. Consultamos a Marcelo Colman, el coordinador periodistico de Documedia, una iniciativa de la Universidad de Rosario.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

“En la provincia de Santa Fe, el gran cartel es la policía, como dice Marcelo SaÍn, porque es la que permite la cantidad de elementos que deben confluir para este tipo de red narco criminal. Lo que sí hay es un grado de marginalidad social, no vinculado a lo económico pero sí no tienen acceso a determinados bienes y a los que acceden a través de atajos económicos. El único encuentro con el Estado de un joven es con la policía, y no es el mejor.