_paleo-xl

Comer como el hombre de las cavernas


Durante los últimos tiempos, la dieta paleolítica es tendencia en todo el mundo. Consiste en seguir los pasos de los antepasados de antes de la expansión de la agricultura a la hora de alimentarse, sin seguir pautas sociales más que el apetito. Lucas Llach es economista y fundador de Como Sapiens, el primer restaurante (a puertas cerradas) paleo de la Argentina.

“Es una manera de comer que trata de imitar la manera en que comía la población antes de la agricultura, es decir los cereales, el arroz, los lácteos. Hoy eso representa el 60 ó 70 % de lo que comemos hoy. El ser humano siempre comió una cosa: pescados, carnes, huevos, frutas secas y de pronto en un momento cambió mucho y los defensores dicen que no hace bien a la salud.

“En los años 70, hubo un resurgimiento pero en los últimos dos años ha tenido un boom, sobre todo en los Estados Unidos, a partir de varios estudios científicos sobre la obesidad y el consumo de harinas. En la experiencia, con dos semanas que comas así es notable cómo bajás de peso.

Las carnes rojas tienen mala imagen y el arroz buena, sin demasiado respaldo científico, pero la palo es de los pocos tipos de alimentación que podés comer ilimitadamente y vas a tu peso natural y saludable. Por eso recomiendo, para que la gente se entusiasme, hacerlo de manera tajante durante dos semanas.