_chapo-ceo-xl

El Chapo Guzmán, CEO de una multinacional


Más allá de las motivaciones políticas que tiene la captura de El Chapo, hay algo claro. Aún para los más críticos del gobierno mexicano, es un gran golpe mediático, político y reputacional. El Chapo es un gran símbolo. Joaquín Guzmán Loera es el líder de una empresa, el Cártel de Sinaloa. Es la hipótesis de David Pérez Esparza, especialista en Políticas Públicas y Seguridad, y autor del artículo Chapo Guzmán, CEO.
“El cártel al final de cuentas busca lucro, lo mismo que cualquier empresa. El cártel se Sinaloa llega a lugares donde México no tiene ni embajadas ni consulados. De cada tres países en el mundo, en uno tiene presencia de esta organización delictiva.

“Una de la innovaciones más importantes ocurre con la marihuana, porque el cártel de Sinaloa aprovecha los recursos que tiene para producir marihuana en la región y así nace, pero en EEUU hay un proceso de regularización de la producción de marihuana y una de las innovaciones fue apropiarse de los puertos y transformar su producción a la de precursores químicos para la metanfetaminas. Otra fue transformar la manera de comercial, ahora a través de túneles muy bien hechos que atraviesan la frontera por abajo.

“Las estimaciones dicen que medio millón de personas están involucradas en actividades delictivas, al crimen organizado en México. Del 35 al 55 por ciento son del cártel de Sinaloa, pero son estimaciones en función de la cantidad de droga que mueve en relación a los otros cárteles, por eso las variaciones.

“Duele, impresiona, ver a la gente en las calles pidiendo por la liberación del Chapo Guzmán. Hay rumores de que les han dado 50 dólares pero es tan fuerte la influencia económica, política y cultural del cártel en muchas comunidades que si se acabara no sabrían qué hacer.