_cerebro

Facundo Manes: “En el deporte de elite, la diferencia es psicológica”


Qué pueden decirnos las neurociencias, una disciplina que ha avanzado muchísimo en los últimos años gracias a la tecnología, de nuestro rival en la Copa del Mundo, Alemania. Se lo preguntamos al neurocientifico Facundo Manes.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

“Como todo científico, soy un poco escéptico pero cuando viví en otros países entendí también que un Mundial es una oportunidad única. Para el país es muy crítico una final: el mundo va a estar mirando a la Argentina.

“El capital mental es un concepto muy importante. Los alemanes valoran mucho el trabajo en equipo, la constancia y la técnica. Eso lo hace un equipo difícil. Pero la Argentina este año también valoraba el equipo por sobre las individualidades. Lo dijeron los jugadores en las conferencias de prensa. El trabajo en equipo por sobre lo individual es bueno, en todo aspecto, en la política también.

“Quizás Alemania está a aprendiendo a ser más creativo y talentoso y se ha acortado mucho la distancia con los argentinos.

“La neurociencia tiene mucho para decir del deporte. En la elite, los deportistas tienen un entrenamiento físico muy similar, pero la diferencia es psicológica. Y los alemanes tienen mucho de eso, de empatar o ganar en el último minuto, manejar las emociones en ese momento es crítico.

“Es cultural también. Soy un poco malo para manejar pero en EEUU y Alemania manejo mejor porque el entorno es muy importante, además de la biología y la genética, en la conducta humana. Olvidamos casi todo, lo único que recordamos es lo que nos emociona.

“En Holanda hay un investigador que quiere estudiar el cerebro de Messi, que combina una gran secuencia motora con una percepción espacial única del campo de juego. Eso es una inteligencia innata. Estoy convencido que los deportistas de elite tienen no sólo un físico privilegiado sino una mente privilegiada.