_casamiento

“Me casé con una cocodrila”


Joel Vásquez es alcalde del municipio costero de San Pedro Huamelula, Oaxaca, al sur de México, y salió en las noticias esta semana porque se casó con un cocodrilo. Lo llamamos para preguntarle, ¿qué onda?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

“Desde el 23 de junio hasta el día 30, como parte de las celebraciones, contraje enlace matrimonial con una cocodrilo hembra que trae un grupo de danzantes que se dedican a la producción pesquera, y es un simbolismo de armonización entre medio ambiente y producción.

“El matrimonio entre la cocodrilo y la autoridad municipal se celebra durante esta celebración. El animalito llega el día 28 a la comunidad y lo recibe el grupo de mareños con fiesta. El día 29 le hacen una misa de bautizo porque mi pueblo es católico y todas las costumbres son católicas, y se le pone un nombre y un apellido que es el de la esposa real de la autoridad, en este caso María Isabel en honor a mi esposa. Se puede decir que practicamos ahora la bigamia.

“Nuestra tradición es que antes, cuando un enlace matrimonial
iba la familia de la novia a manifestar las pruebas de su virginidad, y se hacía una repartición en honor a la familia que supo cuidar a la doncella. En este caso no se consumó la noche de bodas, pero el ritual se hizo igual.