Cirugías-900x400

Hot! El mercado de la estética masculina

Las cifras hablan por sí solas. Ocho de cada diez hombres utilizan productos de cosmética masculina. En el 2008, eran sólo el 40% y en el 2010, el 63 por ciento. En apenas tres años hay una significativa diferencia de 16 puntos porcentuales, a favor del uso de cosmética masculina.

¿En qué gastan más los hombres? Enterate acá:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Los datos se desprenden de una encuesta realizada por Biotherm Homme Argentina durante el primer semestre del 2013. Del mismo estudio surgió que el 85% de ellos afirma que usa cosmética porque le ayuda a estar mejor, 62% porque al sentirse bien, lo que lo rodea está bien; 61% porque ya es un hábito, y 49% porque le preocupa el paso del tiempo.

“Desde hace 10 años se viene desarrollando el mercado selectivo de cosmética masculina, que desde ese momento no ha dejado de crecer a un promedio 50% más rápido que el de cosmética femenina (aunque todavía es un mercado pequeño)”, destacó Marcela Pittaluga, gerente de Biotherm Argentina.

El estudio sostiene que a partir de los años 80, el papel masculino de único proveedor del hogar comenzó a diluirse. Los varones ya no se erigen como únicos sostenedores en la casa y comienzan, en consecuencia, a preocuparse más por ellos mismos, por su estética y su bienestar. El doctor Carlos Güida, médico especializado en género, asegura en el mismo estudio que el “nuevo hombre” expresa sus emociones sin temor y que el mercado ha tomado nota del cambio, ofreciendo productos y servicios alineados con los intereses, gustos y expectativas de este nuevo perfil.

Y agregó: “El hombre, en un principio, de la mano de la mujer, comienza a preocuparse por su piel, para verse bien. Este crecimiento gradual surge de una necesidad interna y de una demanda social”.

El hombre compite en el trabajo y compite generacionalmente en su ámbito familiar. Esto hace que lo lleve a hacer diferentes cosas para verse mejor, alimentación sana, ejercicio, tratamientos de piel. En esa línea, el 99% de los hombres afirma que “verse bien, hace bien”, el 96% cree que “es importante estar muy arreglado y prolijo” y el 94% piensa que los productos de cosmética “le ayudan a estar mejor”.

Los hombres son protagonistas absolutos del momento de la compra: siete de cada diez adquieren sus propios productos. “El argentino cada vez tiene menos prejuicios. Incluso podemos ver que está subiendo la edad promedio en el consumo de tratamientos (anti-edad). A nivel mundial, la delantera en el mercado desarrollado de cosmética selectiva masculina la lleva Francia, y comienza a tener una expansión fuerte en el mercado asiático, especialmente en China.

¿Algunos datos duros?

-Para 7 de cada 10 hombres, el cuidado de su apariencia es importante o muy importante. El cuidado personal no es considerado una amenaza a la masculinidad.

-Al menos una vez por semana, 2 de cada 10 usan cremas y 6 de cada 10, after shave.

-Más del 90% elige personalmente la marca de los productos de cuidado personal que utiliza.
Otra marca internacional, Biotherm Homme, realizó un estudio el año pasado en nuestro país, con motivo del lanzamiento de su fragancia Force. En este caso, el foco fue el segmento de hombres ABC1 de 25 a 59 años, donde los resultados obtuvieron interesantes coincidencias.

-El 63% de los hombres usa productos cosméticos. Ocho de cada 10 le dedica tiempo a su cuidado personal y 5 de cada 10 confiesa cuidarse con una dieta saludable o con ejercicio.

-Sus productos favoritos son la loción para después de afeitarse (78%), alguna crema para el rostro (75%) y gel de ducha (57%).

Sobre el tema fragancias, el estudio de Biotherm Homme detectó que 98% de los hombres consultados usa fragancias y que el 80% lo hace casi todos los días. Para el 37 % de ellos, el perfume significa personalidad y el 19% lo utiliza como un arma de seducción. Terminando con la existencia de viejos prejuicios y tabúes, el 89% declaró adquirir sus propios productos versus 75% que lo hacía en 2008. Cuando le pide a su pareja que lo haga, el 22% declaró que ella compra lo que él le encarga.
Las cinco cirugías más requeridas por “ellos”

• Implante capilar: es la práctica que lidera ampliamente el ranking. De hecho, representa el 80% de las cirugías estéticas masculinas que se realizan. Es el “boom” de las cirugías en hombres ya que constituye una solución definitiva al problema de la calvicie, que tanto complejo genera y que afecta tanto a jóvenes a partir de los 20 años como a los adultos. Desde $22.000 a $25.000

• Liposucción en abdomen y cintura: esta operación es muy buscada por dos grupos muy concretos de hombres. El primero es el que tiene sobrepeso y quiere sacarse esos rollitos de más, intentando modelar su cuerpo. Mientras que el segundo grupo está conformado por los comúnmente llamados “metrosexuales”, que pese a no tener demasiado exceso de grasa buscan la perfección física. Desde $20.000 a $30.000.
• Ginecomastia (reducción del volumen de las mamas): el crecimiento de la glándula mamaria es problema frecuente en muchos hombres, quienes a causa de esta situación se ven avergonzados por su imagen antiestética, acudiendo cada vez más a la cirugía para acabar de lleno con el problema. Lo suelen padecer personas obesas o con sobrepeso, y ex físico culturistas, que al tomar hormonas para aumentar su musculatura han generado también un agrandamiento del área.
• Rinoplastia o cirugía de nariz Los hombres que generalmente se someten a esta intervención son aquellos que tienen una nariz con algún defecto en su forma, quienes vienen por una cuestión puramente estética. Por otro lado están los que tienen problemas en el tabique, o dificultades de ventilación, quienes pese a requerir solucionar un problema de salud aprovechan generalmente la cirugía para efectuarse algún retoque. Desde $ 16.000 a $25.000.

• Operación de orejas y párpados: la cirugía de párpados suele combinarse con las prácticas no quirúrgicas como el botox o el relleno. Se realiza en aquellos pacientes que tienen su párpado superior cayendo sobre la pestaña, y en aquellos que tienen las clásicas “bolsitas” en el párpado inferior. Las cirugías de orejas, son elegidas por aquellos hombres que tienen “orejas en asa”. Desde $ 16.000 a $25.000. Colocar Botox el valor oscila entre $2500 a $3000.