Wine-900

El misterio del falsificador de vinos

¿Hay vinos truchos? ¿Cómo descubrirlos? No sólo los hay, sino de los más caros. De hecho, hace muy poco se descubrió una de las mayores estafas de vinos de la historia. ¿La escena del crimen? Un almacén en Boston. ¿El investigador? Michael Egan, apodado “El Detective del Vino”.

¿Cómo descubrieron los vinos falsos en este caso? Escuchá la respuesta acá:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

El caso Boston fue el primero de alto perfil que recibió Michael Egan, cuando, en diciembre pasado, ayudó al FBI a resolver el caso de falsificación de vinos más grandes de EE.UU. El Empresario tecnológico Russel Frye, de Frye Computer Sytems, había puesto en venta parte de su colección a través de Sotheby´s en Nueva York en 2006. Anunciada como “la magnífica bodega de Russel H.Frye,” logró cobrar U$S7.8 millones, la segunda subasta de vinos más alta de la historia de Sotheby´s. Según Frye, había una enorme mosca hinchada en el decantador: los U$S 3 millones de sus otros vinos que Sotheby´s había dejado de lado.

La colección incluía vinos carísimos, entre otras rarezas extremas, un Chateau Lafite 1811, tres botellas de Chateaud´Yquem 1847 y dos mágnum de Chateau Petrus 1921. Aunque no le indicaron qué vinos había rechazado Sotheby´s, Egan se dio cuenta de que Frye estaba en problemas: todas esas botellas que había comprado al mismo proveedor; eran falsas.

Egan tomó los vinos sospechosos de la colección de Frye y los analizó. Se dio cuenta de que algunas de las etiquetas eran fotocopias que habían sido gastadas rasguñadas de una manera extraña. Para cuando finalizó, Egan había identificado 30 costosos vinos falsos en la colección de Frye. ¿Cuáles son las mejores formas de darse cuenta si un vino es trucho?