Esquel 600

El ladrón que devolvió el botín y recibió un abrazo

Esteban Nahuelquir vive en Esquel y tiene una sencilla bicicletería y se convirtió en un referente social en la ciudad, cuando en lugar de condenar a quienes le habían robado en su negocio, dijo que estaría dispuesto a perdonar a sus agresores. Lo dijo en un medio local, y la entrevista caló hondo. Tal es así que protagonizó una historia increíble a raíz de su liderazgo positivo. En un momento llegó a él alguien que le confesó haber robado unas herramientas, y él lo convenció de que lo mejor era devolverlas. ¿Qué fue lo que pasó? ¡Nos lo cuenta Esteban!

Escuchá su historia acá: